<°> <°> <°> <°> <°> <°> <°>

...o këmamëll, voz mapuche: "corazón del árbol", el centro, el meollo...

viernes, 1 de mayo de 2009

MUJERES Y HOMBRES CREADORES.

Encontré en las palabras de los siguientes poetas y cantautores el homenaje que quiero brindar en su día a los arrieros, a los tareferos, a los labradores, a los pescadores, a los ferroviarios, a los mineros, a los operarios, a los carpinteros... y también a los trabajadores de la educación, a los obreros de la música, a los luthiers del tiempo, a los constructores y reconstructores de ríos, a los cosecheros de cartones, a los albañiles de la historia, a los laburantes de la palabra, a los colectiveros de buenas intenciones, a los canillitas de la verdad, a los sembradores de la paz, a los adoradores de la Pachamama, a los comunicadores de la libertad, a los cosmonautas de esperanzas, a las hilanderas de la identidad, a los ecologistas de abrazos, a los floristas de sonrisas, a los picapedreros del olvido, a los diseñadores de barriletes, a los buscadores de salud, a los mesteres por la justicia, a las costureras que hilvanan recuerdos, a los musicalizadores de maquinarias, a los sanadores de tristezas, a los matriceros de velas ,a los zafreros de miradas, a los verduleros andantes, a los fabricantes de pájaros, a los rescatistas de la dignidad, a los artesanos de sirenas, a los pintores de la realidad, a los buscadores de metáforas, a los mineros de la luz.

En las arenas bailan los remolinos,
el sol juega en el brillo del pedregal,
y prendido a la magia de los caminos,
el arriero va, el arriero va.

Es bandera de niebla su poncho al viento,
lo saludan las flautas del pajonal,
y animando la tropa por esos cerros,
el arriero va, el arriero va.

Las penas y las vaquitas
se van por la misma senda.
Las penas son de nosotros,
las vaquitas son ajenas.

Un degüello de soles muestra la tarde,
se han dormido las luces del pedregal,
y animando la tropa, dale que dale,
el arriero va, el arriero va.

Amalaya la noche traiga un recuerdo
que haga menos pesada mi soledad.
Como sombra en la sombra por esos cerros,
el arriero va, el arriero va.
EL ARRIERO. ATAHUALPA YUPANQUI.


Empapado de sudor o tiritando de frío
cargás el baita raído del sino que Dios te dio
en tu día mi canción quiere llenarte de halagos
tarefero de mis pagos, orgullo de mi región
Tarefero de mis pagos. Chango Spasiuk.

A sol y a sombra va el campesino
entregándose
le hunde las manos cuando la siembra
se le hace suya aunque sea ajena
y enamorado le hace parir
................................................................
¡Ay, Madre tierra!, no te demores
y al campesino a cielo abierto
dale tus dones
que el hambre es mucha,
la paga poca
y el hombre es pobre.
Canto labriego. Teresa Parodi.

vieja casita de adobe piso de tierra vieja de sol
nido de grillos y sombras, Juan de los montes la levantó
mientras que el hacha le reza a Dios por su labrador,
duerme la pena en el surco, llanto pobreza y sudor.
Juan labrador. Raly Barrionuevo.

Soy paisano serio soy gente del remanso Valerio
en donde el cielo remonta vuelo en el Paraná
Tengo el color del río y su misma voz en el canto sigo
el agua mansa y su suave danza en el corazón
pero a veces oscura va turbulenta en la ciega hondura
y se hace brillo en este cuchillo de pescador.
..................................................................................
Aguas del río viejo llevate pronto este llanto lejos
que está aclarando y vamos pescando para vivir.
Oración del remanso. Jorge Fandermole.

Cada máquina tiene una pupila abierta
para mirarme a mí.

En las paredes cuelgan las interrogaciones,
florece en la bigornias el alma de los bronces
y hay un temblor de pasos en los cuartos desiertos.

Y entre la noche negra-desesperadas- corren
y sollozan las almas de los obreros muertos.
Maestranzas de noche. Pablo Neruda.

Nuestro cobre, la carne de la pampa,

enclavado en la tierra colorada que vive allá en el norte;

empapado de sol y de montaña, motivo de los hombres,

y mezclado con la sangre y con el alma de todo un pueblo pobre.

Nuestro cobre. Eduardo Yañez. Quilapayún.

Son muchas camisas blancas
que avanzan por la avenida
llevando un mundo de piedras
como cerro que camina
El hombre del mameluco.José Carbajal. Los olimareños.

La quietud se entristece en tu sonrisa
y en tus sueños de amor se muere agosto
¡Ay, pastora cobriza de Abra Pampa!
¡Virgen india nacida del Runtuyoc!

Suelta al aire el rebaño de tu risa
por los tristes potreros del otoño,
que las tropas del sol cruzan el cielo
y anda buscando novia el equinoccio.
Pastora de Abra Pampa. Churqui Choquevilca.


Aprieto firme mi mano


y hundo el arado en la tierra

hace años que llevo en ella
¿cómo no estar agotado?

Vuelan mariposas, cantan grillos,
la piel se me pone negra
y el sol brilla, brilla, brilla.

El sudor me hace surcos,
yo hago surcos a la tierra

sin parar.

Afirmo bien la esperanza
cuando pienso en la otra estrella;
nunca es tarde me dice ella
la paloma volará.

Vuelan mariposas, cantan grillos,

la piel se me pone negra y el sol brilla, brilla, brilla. y en la tarde cuando vuelvo en el cielo apareciendo una estrella.

Nunca es tarde, me dice ella,
la paloma volará, volará, volará,
como el yugo de apretado
tengo el puño esperanzado
porque todo
cambiará.

El arado. Victor Jara.


Contar sus años no sabe
y ya sabe que el sudor
es una corona grave
de sal para el labrador.
El niño yuntero. Miguel Hernández Victor Jara.

A tí
te llamaría Ana,
te llamaría Juana,
te llamaría Rosa,
te llamaría Hermosa,
hilandera morena,
pequeña mariposa,
obrera del talar.

Que fuiste
esclava de la fábrica,
esclava de la máquina,
esclava de un horario,
esclava de un salario,
hilandera morena,
pequeña mariposa,
obrera del telar.
Muchachas del telar. Victor Jara.

Cuando llegaban las yerras,
¡cosa que daba calor!,
tanto gaucho pialador
y tironiador sin yel.
¡Ah, tiempos...!. pero si en él
se ha visto tanto primor.

Aquello no era trabajo,
más bien era una junción,
y después de un güen tirón
en que uno se daba maña,
pa darle un trago de caña
solía llamarlo el patrón
............................................Alineación al centro
Estaba el gaucho en su pago
con toda seguridá,
pero aura...¡barbaridá!
la cosa anda tan fruncida,
que gasta el pobre su vida
en juir de la autoridá.
Martín Fierro. José Hernández.


Con mi pura habilidad
me las di de carpintero,
de estucador y albañil,
de gásfiter y tornero;
¡puchas! que sería bueno
haber tenido instrucción,
porque de todo elemento
el hombre es un creador.
El hombre es un creador. Victor Jara.

1 comentario:

  1. Patri, sos una artista exquisita. Tu sensibilidad conmueve.Es hermosa esta entrada del principio al fin. Es hermoso tu blog, cuidado en cada detalle. Te admiro, amiga, y me enorgullece tu amistad.
    Te quiero.
    Ana

    ResponderEliminar