sábado, 22 de agosto de 2009

Mujeres de mi niñez y de mi adolescencia.


Hay reencuentros que son importantes; otros, pasan inadvertidos.
Sin temor a exagerar puedo decir que éste es fundamental en mi vida.
No sólo abrazo a la maravillosa persona que es cada una sino que entro en contacto con una época, que es nuestra época; me vinculo con recuerdos que son nuestros recuerdos; experimento sentimientos que son nuestros sentimientos; veo imágenes que también compartimos.
La foto en la que estoy no es sólo la foto en la que estoy. . . ¿Sólo yo siento esto?
Indudablemente somos personas íntegras pero nos tomamos las manos y nos damos cuenta de que ese gesto era el que nos faltaba para arrancarnos esta sonrisa, y también esta lágrima que son especiales, únicas, irrepetibles.¿Hablamos todas juntas? ¿Aturdimos?
¡Qué importa! Acaso en este “decir superponiendo las voces”.. .¿no vamos entonando la canción de las miles y miles de palabras que para hoy estaban reservadas? Entonces nos damos cuenta: es éste un abrazo hacia fuera e indefectiblemente hacia el interior de uno mismo, mujeres de mi niñez y de mi adolescencia. En el reencuentro: MUJERES DE MI VIDA.




martes, 18 de agosto de 2009

Por algo es príncipe...

Dedicada al Antiprincipito, a Germán Amato y a todos los que viven la "poesía", (mujeres y hombres).

Parece ser que existe un príncipe
tan humanamente noble
que no puede ocultar ni el destello
ni la opacidad de sus ojos.
Tiene la mirada como el primer
brillo de la aurora o como la última
luz del día;
y a veces, como la noche más oscura,
entre las fauces del lobo.
Asusta.
Cuando levanta los párpados
aparecen todos los espejos
en donde la humanidad se mira.
Y las fogatas, esas que reúnen
para contar historias,
reviven en él con cada parpadeo.
Emana una voz entre sus pestañas
y un silencio color vino.
Mientras camina, silba...
y cuando silba, recuerda.
Viste un saco fuera de moda,
heredado tal vez.
Y en sus bolsillos lleva y trae,
entre la pelusa , una música
hecha con semillas
y otra, semejante al ruido molesto.
Los ríos de sus venas
desembocan en la poesía...
Camina, silba, recuerda.
Sus cabellos no alcanzan
para ser dorados
ni sus zapatos para pisar
la superficie de un asteroide.
Sin embargo...sus plantas
no siempre tocan tierra firme...
Por algo es príncipe,
(o princesa...o poeta).

lunes, 17 de agosto de 2009

José Francisco de San Martín y Matorras.



"INSPIRARLE AMOR A LA PATRIA Y A LA LIBERTAD"...expresa una de las máximas que el Gral San Martín legara a su hija Mercedes Tomasa. "El prócer", a 159 años de su fallecimiento, permanece vigente a través de sus pensamientos, tan necesarios en estos tiempos. Sencillamente, "un hombre", pero no sólo de "dichos" sino de hechos, porque esas máximas no eran un dictado de lo que pretendía este ser para su única descendiente directa, sino las palabras llenas de vida que resumen la coherencia que siempre manifestó entre su decir y su actuar.
Un político de la libertad, en defensa de los derechos humanos y los principios de igualdad.
El sentimiento más noble hacia dos valores que indiscutiblemente van de la mano: LA PATRIA Y LA LIBERTAD. No sólo lo entendió así sino que sus acciones le permitieron demostrar: que no hay patria posible sin alas que le permitan levantar vuelo y que la libertad bien entendida sólo puede ejercerse encauzada en los principios que llevan al bien común.
Este hombre honesto y sencillo pero de fuertes convicciones creía, además, que la educación era fundamental en el progreso de los pueblos: "...los días de inauguración de los establecimientos educativos son tan tristes para los tiranos como alegres para los amantes de la libertad. Las bibliotecas destinadas a la educación universal, son más poderosas que nuestros ejércitos para sostener la independencia...", había afirmado.
Nada más significativo para nosotros como argentinos y latinoamericanos, nada más representativo y digno de tomarse como ejemplo que la figura de este luchador que supo actuar consecuentemente con lo que pensaba, con lo que creía y con lo que sentía.





domingo, 9 de agosto de 2009

El homenaje de E.L.N.S a Alberto Vaccarezza. (Buenos Aires, 1 de abril de 1886 - 6 de agosto de 1959)


Una tarde cargada de emoción. Uno de los momentos de la tertulia con los "PREGONES DE BUENOS AIRES" en las voces de todos los narradores, entre ellos: nuestra profesora María Héguiz y la hija del escritor, Mercedes Vaccarezza.