<°> <°> <°> <°> <°> <°> <°>

...o këmamëll, voz mapuche: "corazón del árbol", el centro, el meollo...

viernes, 9 de julio de 2010

Titiritera Sarah Bianchi.


La titiritera Sarah Bianchi, toda una impulsora de esa disciplina a nivel mundial, con más de 60 años de trayectoria, reconocida y premiada tanto en el ámbito nacional como internacional, falleció el 6 de julio por la mañana en Buenos Aires a los 88 años. Sus restos fueron velados en el Museo del Títere (Piedras 905), ámbito que fundó el 5 de noviembre de 1983.
Bianchi nació en la ciudad de Buenos Aires en 1922, fue profesora de Letras y ocupó distintos cargos docentes en el Teatro Nacional de Títeres, además de haberse dedicado a la actividad periodística y literaria. La creadora recorrió el mundo mostrando el arte titiritero porque, fundamentó, "elegí el títere porque reúne las partes artísticas que me han interesado siempre y las reúne todas juntas”.
Siguiendo ese camino, en 1947 y junto a su compañera Mané Bernardo, fundó su propio Teatro de Títeres desde el que realizó largas temporadas de labor teatral y artística. Bianchi participó en todas las emisoras de radios, canales de televisión del ámbito nacional además de realizar funciones en las principales salas de teatro de todo el país y una gira en el exterior patrocinada por el Ministerio de Relaciones Exteriores.
Dentro de los premios recibidos a lo largo de su carrera, es de destacar el "Konex” a las 100 mejores figuras del espectáculo, también la "Faja de Honor” de la Sociedad Argentina de Escritores y el Pablo Podestá a la Trayectoria Honorable, otorgado por la Asociación Argentina de Actores.
En 2007, el Instituto Nacional del Teatro reconociendo la gran labor de la titiritera, publicó "Teatro, títeres y pantomimas” que contiene sus obras completas. Bianchi fue un ejemplo de perseverancia, pasión y amor hacia la figura del títere, una de las representaciones más antiguas del espectáculo.
(Télam)

María Héguiz dice de Sarah...
Ayer pasó un ángel, sí, fue en el velatorio de Sarah Bianchi, donde ella había dejado instrucciones precisas para acompañar este momento. Estar descansando en lo que fue la tarima de la representación de sus títeres. A su lado, una rosa blanca y una roja.
En sus pies, una corona de laureles. Y en su costado, su títere, Lucecita. Y un escrito con sus palabras:

Ufa! Llegó la hora y ya me tengo que ir.
¿Les gustó la música?
Son temas que me han acompañado.
Ahora me tengo que meter en un cajón.
Yo siempre lo hice doblándome en pequeños baúles, pero las reglas son las reglas.
Y esta vez las voy a respetar.
Veremos como me va.
Lástima que ya no se los podré contar.
Un beso a todos.
Chau.

P.D.: Si quedó vino, espero un último brindis.

Sarah Bianchi y Mané Bernardo fueron maestras, no solo en su arte, sino en su vida.

Gracias a las cátedras que en mis comienzos ellas me otorgaron en la Universidad del Salvador, en el Instituto Suma y en el Instituto Vocacional de Arte Infantil, pude iniciar, con su invalorable formación, mi metodología de trabajo que hoy desarrollo en mi escuela.

Gracias, porque hoy están presentes en mí, y son la proyección de lo que hago.

María Héguiz

3 comentarios:

  1. QUÉ DESPEDIDA EN EL PAPEL. CÓMO CATALOGAR EL BREVE TEXTO DE SARAH: ES POESÍA. MUY ACERTADO EL POST, PATRICIA. AMBAS TITIRITERAS FUERON EXCELENTES. CUÁNTA MAGIA Y MISTERIO COMBINAN Y GUARDAN LOS TÍTERES. AHORA, DESDE ESE MUNDO YA NO PODRÁ CONTARNOS SUS PERIPECIAS...O SÍ. UN MISTERIO. VI DISTINTOS ESPECTÁCULOS Y TIPOS DE TÍTERES, PERO TANTO EL MUSEO COMO LA CAPACIDAD DE LA DUPLA, EN LO PEDAGÓGICO, AUTORAL Y ARTÍSTICO, FUERON, SON Y SERÁN...INSUPERABLES. FELIZ RECUERDO Y... UNA COPA DE VINO. ABRAZO EN ESTA TARDE FRÍA DE INVIERNO.

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuánta magia, misterio e historias a través de los títeres! Muchas veces la herramienta que nos permite acercarnos a alguien... Brindo para que las fantasías perduren y como dice un amigo titiritero: "si tenemos ilusiones y sueños...entonces no nos falta nada...". Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hermoso recuerdo! ¡Y hermosa frase! Adhiero a ella totalmente: "si tenemos ilusiones y sueños ... entonces no nos falta nada". Creo que define a Sarah como la gran artista que fue y será.
    Abrazos.

    ResponderEliminar