miércoles, 30 de marzo de 2011

Monólogo en la oficina.

Señoras y señores, aunque ustedes no lo crean, entre estas cuatro paredes alguien me ha robado el teléfono celular.
No recuerdo un robo peor en mi vida, es decir, en la lista de robos personales que he padecido.
No crean que quiero encontrar al culpable. Ni que alguien diga de la nada: -¡He sido yo!. Usted disculpe, lo devuelvo, he querido hacer una broma-. Mucho menos que alguno de ustedes, con lágrimas en los ojos muestre su arrepentimiento. Ni que, en el mejor de los casos, se excuse diciendo que encontró el teléfono en el piso y que en el preciso instante en que he comenzado a hablar iba a preguntar de quién era...
Puedo decir, sin temor a equivocarme, que jamás he sentido tanto el hurto de un objeto de mi pertenencia. Ni siquiera cuando una mano anónima se apropió de mi cartera durante la misa de Nochebuena, en el año 1989 y en medio de cánticos, rezos y deseos de felicidad. Sí, escucharon bien, un robo sucedido en un templo y en vísperas de Navidad. ¡Qué atropello! Pero ese hecho no me ha mortificado tanto como lo de hoy. Puedo decir que resultó sorprendente en aquel momento, por el sitio y las condiciones en que se llevó a cabo, sin embargo como no tenía nada de verdadero valor...Entonces sólo lamenté el budín inglés con el que colaboraría para la mesa dulce en casa de mi tía... Y la cartera que esa misma tía me había obsequiado unos años antes, creo que a través de Papá Noel. Una cartera, ¿cómo decirles?... especial, con un formato tal que el budín inglés cabía con gran precisión en ella. ¡Ah! Ahora entiendo por qué nunca más me comprometí a ofrecer un budín para las mesas navideñas.
Tampoco fue tan dramático cuando en el trayecto en tren de Ciudadela a San Antonio de Padua alguien "extrajo" mi billetera del bolso...Es más, cuando me di cuenta de que faltaba esbocé una sonrisa, ¿qué digo "una sonrisa"?, tuve que contener una carcajada. Debo decir que esa billetera era realmente horrible y estaba absolutamente vacía. Se me había ocurrido colocarla como señuelo. Todo el dinero que tenía estaba en mis bolsillos. Si hasta recuerdo haberme sentido tan henchida de emoción que tuve que reprimir un grito de alegría, posterior a la carcajada.
Otro robo de la lista: año1991, las ojotas en la playa... y tengo la certeza de que no se las llevó el mar...

¿Me quieren decir qué voy a hacer sin el celular...? Toda mi agenda personal en manos de un delincuente. ¿Cómo no le hice caso a mamá cuando me regaló la libretita índice? Me dijo que a ella no le iba eso de tener anotado todo en el teléfono, no porque le fueran a robar sino porque siempre era mejor el papel. "Irreemplazable", me dijo. ¡Si le hubiera hecho caso! La susodicha libretita estuvo dando vueltas por casa un tiempo, sin nada escrito. Después uno de mis hijos la tomó y empezó un glosario de Ciencias Naturales que le pidieron en la escuela: abiótico, biótico, hervíboro, etc. Un tiempo después, así, como de la nada comencé a anotar nombres de películas. Sí, las "recomendadas". ¿Qué? ¿Ustedes nunca escribieron una lista de películas? Yo sí, en la libretita...
ARCA RUSA, la primera, en la letra A, porque omito los artículos para anotarlas. ¿La vieron? ¡Qué buena! Una verdadera obra de arte...
ARARAT, la segunda. Ustedes dirán que alfabéticamente va primero ésta, pero no soy taaan meticulosa, me conforma que esté anotada en la A. No me ocupo de ordenarlas en cada letra. Eso podría hacerlo un día que esté aburrida en la computadora, por ejemplo. Pero no crean que, con ese registro, mi libretita de cine recomendado va a ir a parar a la basura. No, señor. Un día de estos, DIOS NO LO PERMITA, me roban la computadora y también pierdo esos datos. Porque una computadora sí pero ¿quién se robaría una libreta índice?... ¿Qué? ¿Que la puedo perder? No, no, no, eso no puede pasarme. Para que sepan está atada fuertemente con una cinta a la "bocha" de algarrobo del respaldo de mi cama, junto con la birome (invento argentino, dicen). Ahora que me acuerdo, hace rato que no veo la birome...¡Ah! ¡Otra vez los chicos!
En la B, debajo de "Biótico", escrito con la letra de mi hijo: BILLY ELIOT, excelente... didáctica... etcétera
En la C: CINCO DÍAS SIN NORA, debajo de "Carnívoro"...im-per-di-ble...¡Sí, la película!, no "carnívoro". Aunque hay una que se llama así, ¿no?... ¡CARNE!, ¡CARNE! se denomina la película. Yo no la tengo anotada pero si alguno la recomienda...
En la D: DARK WATER, inevitable quedar atrapada en su misteriosa trama y en ese "goteo" constante...
Bueno, podríamos pasear por todo el abecedario, visitando diferentes géneros y países pero eso no va a hacer que me olvide de lo que les estaba contando. ¡Mi celular! ¡Ah, celular! Te extraño, te evoco... te invoco...
Y pensar que yo fui la primera que puso el grito en el cielo cuando mi hija perdió el suyo. Que cómo pudo pasar, que por qué no se fija donde guarda las cosas, que no pierde la cabeza porque la tiene pegada y muchas más frases por el estilo.
Tengo la esperanza de que antes de que me vaya de acá comience a sonar "Perro negro" de Led Zeppelin... o "Todo mi amor", de la misma banda. Y que alguna de esas músicas me conduzcan a mi "querido". Una, si es una llamada; otra, si es mensajito de texto... Usted, señor, ¿qué música tiene cuando recibe una llamada...?

Estoy pensando que también podría sonar la alarma... a las 17: 45... con música de Carlos Núñez... para hacerme acordar que tengo... ¡el celular cargando en el bañito de esta oficina y que terminó mi jornada laboral!. ¡Qué cabeza la mía! ¿Cómo pude olvidarme? Y eso que hace apenas diez horas que estoy trabajando...

lunes, 28 de marzo de 2011

Irresoluta al teléfono. (De la zaga "Irresoluta en acción"),

¿Qué hago?, ¿voy a la casa de mi amiga Clota, que hace mucho que no veo? ¿o voy a lo de Cata que dice tener novedades para contarme?
Bueno, un día más sin ver a Clota no cambia mucho... Voy a lo de Cata.
¿Y si Clota se enoja conmigo?, hace dos semanas que a través de su hermana le prometí ir...
Además las novedades de Cata me tienen intrigada. ¿Estaré visitando a Cata sólo por curiosidad? ¡Voy a lo de Clota!
Ahora que me acuerdo hoy es lunes y Clota va a su taller de ikebana. ¿Y si le doy una sorpresa y la espero a la salida? ¡Ah! ¿A qué hora iba al taller? ¡Uh! ¡hace tanto que no la veo! La voy a llamar por teléfono...
...¡Hola! ¿Cata? ¡Ah, no! ¡¡Clota!!...Bueno, no te enojes. Sí, con vos quiero hablar. Me confundí el nombre, nada más... No, no quería hablar con Cata sino con vos... ¿Cómo estás? ¿Vas al taller hoy?
¿Cómo "qué taller"? ¡Ese de las flores!...¡Ah! ¿Hace más de un año que no vas? ¿Y por qué dejaste?¿Que ya me lo habías contado? ¿Cuándo? ¡Ah! Hace un año... ¿cuando fui a tu casa, seguro?... ¿Me lo dijiste por teléfono?...¿Qué...? ¿Que hace como dos años que no voy para allá?... Bueno, vos tampoco venís para acá...¿Cómo que no estoy nunca? ¿Cómo sabés? ...Tu hermana no vive conmigo como para informarte... Bueno, enfrente de mi casa no significa conmigo...¿Que ella me ve salir siempre? ¿Y qué le importa a tu hermana cuántas veces salgo en el día? ¿Que no tengo nada qué hacer? ¿Que por eso me la paso de aquí para allá? ¡Mirá, Cata!...digo, Clota... no me hagas enojar... ¿Que yo "dudo", decís? ¿Qué estás diciendo...? Ahora resulta que soy una persona segura cuando se trata de ir "por ahí" pero "insegura" al momento de visitarte... ¡Te equivocás, Clota, te-e-qui-vo-cás! Nunca dudo, ¿entendés?. Y menos si se trata de ir a verte...
Y para demostrártelo, voy para allá inmediatamente, ya que no vas más al taller...
¿Cómo que estás haciendo un curso? Sí, sí, Clota... Por supuesto...Sí, te digo que sí. Sólo te preguntaba...Bueno, sí, Clota. ¿Porcelana fría? ¡Qué lindo...! ¿Cómo que a mí nunca me gustó eso?
¿Que yo te lo dije cuando me invitaste a hacer el curso? ¿Que yo dudé...? Bueno, Cata...digo, Clota... Me gusta pero no tanto como para hacer un curso... No, Clota, no te envuelvo con las palabras...Es así...
Bueno, te voy a esperar a la salida del curso. ¿Dónde es...? ¡Ah! después te vas a despedir a tu hermana...¿Cómo a despedirla...? ¿A donde se va Ca...?...Clo...¿Clo...? ¿Clo...?

Me cortó... Ahora ni ganas me quedaron de ir a lo de Cata...
¡Está sonando el teléfono! Seguro que es Clota, arrepentida de haberme cortado...
¡Hola! ¿Clota...? ¡Ah! sos Cata... No, no digas eso cómo no voy a querer hablar con vos...Sólo que pensé que eras Clota... Porque recién había hablado con ella... No, yo la llamé y se había cortado la comunicación...¿Cómo que a vos nunca te llamo...? ¡Si te veo siempre! ¿Para qué te voy a llamar?...¿Que nunca me cruzo a tu casa?...Bueno, Clota, digo, Cata... vos tampoco nunca te cruzás...¿Cómo que no estoy jamás...? Ahora estoy ¿por qué no te venís así me contás esas novedades...? ¿Cómo "qué novedades"?...¡Ah! ya no ... pasó mucho, es verdad...¿Hace un mes que te encontré en "los chinos"...? ¡No puede ser! ¡Cómo pasa el tiempo! ¡Si parece que fue ayer!... No, Cata, no te cambio de conversación...¿Que yo me la paso dudando? ¿De dónde sacaste eso...? Te equivocás, Cata, te- e-qui-vo-cás... Y para demostrártelo ahora mismo corto y me cruzo...¡aunque no tengas nada nuevo para contarme!...¿Cómo que no vas a estar?...¿Que te vas de viaje?...¿Que llamabas para despedirte?...Noooo, no me lo habías dicho...¿En "los chinos" me lo habías adelantado...?... ¿Que yo estaba ese día preocupada por los precios y no sabía qué comprar...? ¡Ay, Cata! Yo siempre sé qué comprar... Si voy con una lista... ¿Quéééééééé...? ¡¿Que dudo hasta de mi propia lista...?! Eso sí que no te lo permito, Clota, digo, Cata... No, Cata, no te envuelvo con las palabras... ¿Ca...? ¿Ca...? ¿Ca...?
¡Me cortó! Al final, cuanto más decidida estaba tanto Clota como Cata me hicieron dudar...¡Qué desilusión! Pero... ahora que lo pienso, siempre fue así, ¿eh? Desde que éramos pequeñas y vivían las dos enfrente con su mamá, las mellizas me hacían las mil y una...
Hoy desperté con una CERTEZA. (Raro en mí... Siempre me invaden las vacilaciones)
Una CERTEZA firme, poderosa, altiva.
Una CERTEZA soberbia...
Como una bandera... (la CERTEZA).

¡"LA" CERTEZA!

-¿Qué CERTEZA?, preguntarán...

"Mi" CERTEZA: ...



El taller cómplice, escribir sobre la DUDA...

Sin vacilaciones, sin titubeos, sin hesitaciones (¡qué palabrita te mandaste!)...Próximamente, gustosamente, indudablemente en este blog.


.
Patricia en una de sus últimas situaciones de certeza.

viernes, 25 de marzo de 2011

Taller de Narración Oral

Animate.

Narrar, rescatar poemas
y cuentos; transmitirlos con tu voz y expresarlos con tu cuerpo...

Llegó el momento:
desde el 2 de abril, Ana María ODDO,
dictará un curso-taller de NARRACION ORAL,en LA CASITA, Ranchos 1593/5, esquina Machado,Castelar.
LAS CLASES SON LOS SABADOS, DE 14:30 A 16:30.
Inscripción: anama_oddo@yahoo.com.ar

Más días felices...




Serena
poesía,
como una niña boca de ciruela,
antigua y esperada,
culta y sencilla,
has vuelto con tu seda
sin que jamás te fueras de mi silla.
José Zarzur.










jueves, 24 de marzo de 2011

...Anoche escuché varias explosiones. Tiros de escopeta y de revólveres.
Carros acelerados, frenos, gritos. Eco de botas en la calle. Toques de
puerta. Quejas. Por Dioses. Platos rotos. Estaban dando la telenovela.
Por eso nadie miró pa' fuera.

¿Adónde van los desaparecidos?
Busca en el agua y en los matorrales.
¿Y por qué es que se desaparecen?
Porque no todos somos iguales.
¿Y cuándo vuelve el desaparecido?
Cada vez que los trae el pensamiento.
¿Cómo se le habla al desaparecido?
Con la emoción apretando por dentro.

lunes, 21 de marzo de 2011

La poesía tiende puentes...



Fue muy placentero escuchar en la voz de adolescentes de 16 y 17 años poesías de autores como Pablo Neruda, Gustavo A. Bécquer, Violeta Parra, María Elena Walsh, Jorge Luis Borges, Miguel Hernández, entre otros.
Se emocionaron con la lectura de poesías de Juan Gelman y Paco Urondo.
La consigna fue elegir un texto para leer en voz alta en el salón, sentados en ronda. Nada del tradicional análisis de la métrica y la rima. Sólo compartir la lectura.
Hubo también canciones de Calamaro, Sabina, Nirvana, Led Zeppelin y acompañamiento de guitarras.
Para finalizar, la poesía de los "piropos": todos dijeron y recibieron un halago.

Escribieron acerca de la poesía:

"...la forma más sensible y delicada de lograr llegar a otra persona..."
"...reflexión hacia uno mismo..."
"...con ella podemos embellecer cualquier objeto..."
"...es un lenguaje único(...) simbólico e inigualable..."
"...la lectura (de poemas) son la clase de cosas que enriquecen el alma y nuestros pensamientos..."
"...está bueno que nuestras poesías sean leídas a otros..."

La próxima clase se animarán a escribir poemas y los que ya lo hacen, a leérselos a los demás...

domingo, 20 de marzo de 2011

oigo un suspiro
mis papeles se vuelan
es una musa

dicen ocasos
esas gotas que caen
sobre mi pecho

como un cerezo
las palabras florecen
en un conjuro



en tu mirada
esa lluvia que cae
sólo me enciende
me ha visitado
en sus ojos traía
pura semilla

viernes, 18 de marzo de 2011

A nuestros hijos. Victor Martins-Ivan Lins




Perdonen la cara angustiada,
perdonen la falta de abrazo,
perdonen la falta de espacio,
los días eran así.
Perdonen por tantos peligros,
perdonen la falta de amigos,
perdonen la falta de abrigo,
los días eran así.
Perdonen la falta de hojas,
perdonen la falta de aire,
perdón si no pude elegir,
los días eran así.

Y cuando lo pasen en limpio,
y cuando desaten los lazos,
y cuando corten los cintos,
vivan la fiesta por mí.
Y cuando laven las heridas,
y cuando laven el alma,
y cuando laven el agua,
laven sus ojos por mí.
Y cuando broten las flores,
y cuando crezcan las plantas,
cuando recojan los frutos,
prueben el gusto por mí.
Que los días eran así.

martes, 15 de marzo de 2011

Oda a una princesa persa.

Tal vez Neruda no tuvo
el deleite olfativo de tu existencia.
O no halló verdadero tiempo para halagarte.

Quizás, dulcemente adormecido por tu perfume,
te pensó las mil y una veces, y escribió
con hilos de sueños tus alabanzas.
Acaso en "Oda a lo verde" elogió
la magnificencia de tus atavíos.

Eres mujer y me enamoras...
Lozana, vigorosa.
Realidad tangible y grata
del refugio donde sabrosas historias
se cuecen
y tu sazón engalana.
Se me llena la boca pronunciando
tu nombre.

Te elevas visiblemente
apenas dos palmos desde tus pies,
pero las pertinaces alas de tu fragancia
te levantan altiva y gallarda.
¡Si hasta abatida por el calor
o naturalmente mustia hueles bien!

Fue contigo, y no con las esmeraldas,
que han comparado los impactantes
aunque tristes ojos
de la princesa Soraya.

Ἀφροδίτη, nacida de la espuma,
ha puesto su mirada en tí
y le has respondido
con exótico e irresistible aroma.
Quizás, desde el vergel
de tus vestidos refulgentes,
emane un ser superior
a una diosa.
Para el goce de todos los sentidos,
combinas con luminosas frutas rojas
y con pálidos pero olorosos manjares.
El insolente ajo y la extravagante nuez
no te intimidan,
fraternizan, en el mortero, contigo.

Y hasta se me ocurre que
"el líquido rubí" al que cantó el poeta de tus tierras

ha galanteado a muchas de tus hermanas

que, embriagadas por el dulzor,

se han teñido del color de las uvas.

Hierba de los Reyes,
Hada más preciosa que el jade,

roza con tu gracia mis cabellos, 
envuelve mi cintura, 
acaricia con tus ingenuas flores, mis manos. 
Y cuando llegue el tiempo
 en que se me prive de la seducción
 de tu fragancia, 
derrama sobre mí tu sombra verde; 
pues, como la cabeza de Lorenzo, 
quiero yacer bajo tus raíces.

..................................................................................................



Canción de cuna popular persa.

Arrurú, arrurú, arrurú, arrurú
Voy al campo a recoger flores
La flor de albahaca
Una, dos, una bella, dos sonrientes
¿Dónde está el campo?
¿Dónde están las flores?
¡Flor risueña mía! Eres la flor de albahaca.
¡Linda flor mía!
¡Duérmete, flor de albahaca mía!

jueves, 10 de marzo de 2011

Como una gota.

Como una gota
como miles de gotas
como el ritmo parsimonioso
de una canilla que gotea
como detener una gota en el tiempo
como una sola gota en medio del océano
como llenar un océano con cada gota
como una y un millón
como esa gota que no vuelve
absorbida en el infinito
humedeciendo
como el insomnio...

...mi soledad
.

Avanzando retroceden.



"...pájaro del alba
en donde estés
no te mueras antes de amar..."



Diego Arnedo y Ricardo Mollo, de Amapola del 66.

domingo, 6 de marzo de 2011

Otra canilla que gotea. (Juegos de palabras)

Una canilla gotea...

La mujer llama al plomero y piensa en todo el dinero que va a invertir en el arreglo. (Se le agotan los ingresos)
El hombre intenta arreglarla más de una vez pero se frustra. (Gotas de sudor caen por su rostro)
El adolescente no la registra. (Ni una gota)
La adolescente sueña con los más dulces recuerdos. (Gotas de amor)
El abuelo hace un esfuerzo y se agacha para repararla...(Durante la noche no lo deja dormir su gota)
La abuela pone una planta debajo. (La gota que rebalsó... la maceta)
El niño y la niña buscan en toda la casa otras canillas y otras macetas. (Gota a gota el agua se agota...)

jueves, 3 de marzo de 2011

La canilla que gotea. (Tango)

Para escuchar mientras se lee...
Bajofondo Tango Club
de Gustavo Santaolalla.

La canilla que gotea...
¡cuántas noches de desvelo!...
Si me habrá acompañao
por culpa de ese varón.
Esa gota no es la causa
de tan hondo malestar,
el insomnio lo provocan
su ausencia y tanto llorar.
Como una puñalada
cada gota me lastima
despertando mis recuerdos
como la sal en la herida

Estribillo:
La canilla que gotea
como una letanía:
¡cuántos pesares me trae
con su cruenta lejanía!,
la canilla que gotea
como la lluvia en la chapa.
De tristeza y soledad
mi corazón no se escapa.
 
Como un pájaro enjaulado
ya no vuela, ya no canta,
el desamor no lo espanta,
sólo le causa dolor.

Y para colmo de males
mi celular se ha llevado...
Ni el chip le ha cambiado.
Se ha ido pa' no volver.
Ahora se viste de traje
y combina la corbata,
saca turno al peluquero
y va a la cama solar.
Se pone crema en las manos
y las uñas bien se arregla
y le lustran los zapatos:
le dicen "metro sexual".

Estribillo:
La canilla que gotea
como una letanía:
¡cuántos pesares me trae
con su cruenta lejanía!,
la canilla que gotea
como la lluvia en la chapa.
De tristeza y soledad
mi corazón no se escapa.

 Como un pájaro enjaulado
ya no vuela, ya no canta,
el desamor no lo espanta,
sólo le causa dolor.

No tengo ni pa'l plomero,
todo, todo se ha llevado.
¿Para qué habré confiado
en sus palabras de amor?
Se llevó hasta las monedas***
que uso pa'l colectivo.
Me ha dejado en la miseria.
No repuso ni el cuerito.
Pensar que yo lo tenía
como el hombre de mi vida,
ahora veo su descaro
en aquella despedida.

Estribillo:

La canilla que gotea
como una letanía:
¡cuántos pesares me trae
con su cruenta lejanía!,
la canilla que gotea
como la lluvia en la chapa.
De tristeza y soledad
mi corazón no se escapa.
 
Como un pájaro enjaulado
ya no vuela, ya no canta,
el desamor no lo espanta,
sólo le causa dolor.
Channn, chan.

***En una versión actualizada a las condiciones
del conurbano bonaerense, bien se podría reemplazar
"las monedas" por "la tarjeta" o "la SUBE", hasta nuevo aviso.

Un tango más tradicional... de Silvina Paulela
por la Orquesta "Contratiempo" de Silvina Paulela,
en homenaje al gran Osvaldo Pugliese.

martes, 1 de marzo de 2011

Complicidades...

Primero fue un ruido inesperado. Al poco tiempo levantamos la cabeza para mirar el cielo.

¡No pudimos evitar la nostalgia e iniciar un combate con ella!. Inmediatamente se hizo un profundo silencio...

¿Y ahora? Esa monotonía... ¿acaso no es una canilla que gotea...?

MUY PRONTO EN LOS MEJORES BLOGS...

http://bocaquevuela.blogspot.com/
http://gdorazio.blogspot.com/
http://patri-kemamell.blogspot.com/