<°> <°> <°> <°> <°> <°> <°>

...o këmamëll, voz mapuche: "corazón del árbol", el centro, el meollo...

lunes, 28 de marzo de 2011

Irresoluta al teléfono. (De la zaga "Irresoluta en acción"),

¿Qué hago?, ¿voy a la casa de mi amiga Clota, que hace mucho que no veo? ¿o voy a lo de Cata que dice tener novedades para contarme?
Bueno, un día más sin ver a Clota no cambia mucho... Voy a lo de Cata.
¿Y si Clota se enoja conmigo?, hace dos semanas que a través de su hermana le prometí ir...
Además las novedades de Cata me tienen intrigada. ¿Estaré visitando a Cata sólo por curiosidad? ¡Voy a lo de Clota!
Ahora que me acuerdo hoy es lunes y Clota va a su taller de ikebana. ¿Y si le doy una sorpresa y la espero a la salida? ¡Ah! ¿A qué hora iba al taller? ¡Uh! ¡hace tanto que no la veo! La voy a llamar por teléfono...
...¡Hola! ¿Cata? ¡Ah, no! ¡¡Clota!!...Bueno, no te enojes. Sí, con vos quiero hablar. Me confundí el nombre, nada más... No, no quería hablar con Cata sino con vos... ¿Cómo estás? ¿Vas al taller hoy?
¿Cómo "qué taller"? ¡Ese de las flores!...¡Ah! ¿Hace más de un año que no vas? ¿Y por qué dejaste?¿Que ya me lo habías contado? ¿Cuándo? ¡Ah! Hace un año... ¿cuando fui a tu casa, seguro?... ¿Me lo dijiste por teléfono?...¿Qué...? ¿Que hace como dos años que no voy para allá?... Bueno, vos tampoco venís para acá...¿Cómo que no estoy nunca? ¿Cómo sabés? ...Tu hermana no vive conmigo como para informarte... Bueno, enfrente de mi casa no significa conmigo...¿Que ella me ve salir siempre? ¿Y qué le importa a tu hermana cuántas veces salgo en el día? ¿Que no tengo nada qué hacer? ¿Que por eso me la paso de aquí para allá? ¡Mirá, Cata!...digo, Clota... no me hagas enojar... ¿Que yo "dudo", decís? ¿Qué estás diciendo...? Ahora resulta que soy una persona segura cuando se trata de ir "por ahí" pero "insegura" al momento de visitarte... ¡Te equivocás, Clota, te-e-qui-vo-cás! Nunca dudo, ¿entendés?. Y menos si se trata de ir a verte...
Y para demostrártelo, voy para allá inmediatamente, ya que no vas más al taller...
¿Cómo que estás haciendo un curso? Sí, sí, Clota... Por supuesto...Sí, te digo que sí. Sólo te preguntaba...Bueno, sí, Clota. ¿Porcelana fría? ¡Qué lindo...! ¿Cómo que a mí nunca me gustó eso?
¿Que yo te lo dije cuando me invitaste a hacer el curso? ¿Que yo dudé...? Bueno, Cata...digo, Clota... Me gusta pero no tanto como para hacer un curso... No, Clota, no te envuelvo con las palabras...Es así...
Bueno, te voy a esperar a la salida del curso. ¿Dónde es...? ¡Ah! después te vas a despedir a tu hermana...¿Cómo a despedirla...? ¿A donde se va Ca...?...Clo...¿Clo...? ¿Clo...?

Me cortó... Ahora ni ganas me quedaron de ir a lo de Cata...
¡Está sonando el teléfono! Seguro que es Clota, arrepentida de haberme cortado...
¡Hola! ¿Clota...? ¡Ah! sos Cata... No, no digas eso cómo no voy a querer hablar con vos...Sólo que pensé que eras Clota... Porque recién había hablado con ella... No, yo la llamé y se había cortado la comunicación...¿Cómo que a vos nunca te llamo...? ¡Si te veo siempre! ¿Para qué te voy a llamar?...¿Que nunca me cruzo a tu casa?...Bueno, Clota, digo, Cata... vos tampoco nunca te cruzás...¿Cómo que no estoy jamás...? Ahora estoy ¿por qué no te venís así me contás esas novedades...? ¿Cómo "qué novedades"?...¡Ah! ya no ... pasó mucho, es verdad...¿Hace un mes que te encontré en "los chinos"...? ¡No puede ser! ¡Cómo pasa el tiempo! ¡Si parece que fue ayer!... No, Cata, no te cambio de conversación...¿Que yo me la paso dudando? ¿De dónde sacaste eso...? Te equivocás, Cata, te- e-qui-vo-cás... Y para demostrártelo ahora mismo corto y me cruzo...¡aunque no tengas nada nuevo para contarme!...¿Cómo que no vas a estar?...¿Que te vas de viaje?...¿Que llamabas para despedirte?...Noooo, no me lo habías dicho...¿En "los chinos" me lo habías adelantado...?... ¿Que yo estaba ese día preocupada por los precios y no sabía qué comprar...? ¡Ay, Cata! Yo siempre sé qué comprar... Si voy con una lista... ¿Quéééééééé...? ¡¿Que dudo hasta de mi propia lista...?! Eso sí que no te lo permito, Clota, digo, Cata... No, Cata, no te envuelvo con las palabras... ¿Ca...? ¿Ca...? ¿Ca...?
¡Me cortó! Al final, cuanto más decidida estaba tanto Clota como Cata me hicieron dudar...¡Qué desilusión! Pero... ahora que lo pienso, siempre fue así, ¿eh? Desde que éramos pequeñas y vivían las dos enfrente con su mamá, las mellizas me hacían las mil y una...

1 comentario:

  1. Me ha parecido excelente, Patricia, de una fluidez consistente; es una divertida pieza con ritmo y diálogos acertados...a lo que llega esta duvitativa...Afectos.

    ResponderEliminar