<°> <°> <°> <°> <°> <°> <°>

...o këmamëll, voz mapuche: "corazón del árbol", el centro, el meollo...

miércoles, 30 de marzo de 2011

Monólogo en la oficina.

Señoras y señores, aunque ustedes no lo crean, entre estas cuatro paredes alguien me ha robado el teléfono celular.
No recuerdo un robo peor en mi vida, es decir, en la lista de robos personales que he padecido.
No crean que quiero encontrar al culpable. Ni que alguien diga de la nada: -¡He sido yo!. Usted disculpe, lo devuelvo, he querido hacer una broma-. Mucho menos que alguno de ustedes, con lágrimas en los ojos muestre su arrepentimiento. Ni que, en el mejor de los casos, se excuse diciendo que encontró el teléfono en el piso y que en el preciso instante en que he comenzado a hablar iba a preguntar de quién era...
Puedo decir, sin temor a equivocarme, que jamás he sentido tanto el hurto de un objeto de mi pertenencia. Ni siquiera cuando una mano anónima se apropió de mi cartera durante la misa de Nochebuena, en el año 1989 y en medio de cánticos, rezos y deseos de felicidad. Sí, escucharon bien, un robo sucedido en un templo y en vísperas de Navidad. ¡Qué atropello! Pero ese hecho no me ha mortificado tanto como lo de hoy. Puedo decir que resultó sorprendente en aquel momento, por el sitio y las condiciones en que se llevó a cabo, sin embargo como no tenía nada de verdadero valor...Entonces sólo lamenté el budín inglés con el que colaboraría para la mesa dulce en casa de mi tía... Y la cartera que esa misma tía me había obsequiado unos años antes, creo que a través de Papá Noel. Una cartera, ¿cómo decirles?... especial, con un formato tal que el budín inglés cabía con gran precisión en ella. ¡Ah! Ahora entiendo por qué nunca más me comprometí a ofrecer un budín para las mesas navideñas.
Tampoco fue tan dramático cuando en el trayecto en tren de Ciudadela a San Antonio de Padua alguien "extrajo" mi billetera del bolso...Es más, cuando me di cuenta de que faltaba esbocé una sonrisa, ¿qué digo "una sonrisa"?, tuve que contener una carcajada. Debo decir que esa billetera era realmente horrible y estaba absolutamente vacía. Se me había ocurrido colocarla como señuelo. Todo el dinero que tenía estaba en mis bolsillos. Si hasta recuerdo haberme sentido tan henchida de emoción que tuve que reprimir un grito de alegría, posterior a la carcajada.
Otro robo de la lista: año1991, las ojotas en la playa... y tengo la certeza de que no se las llevó el mar...

¿Me quieren decir qué voy a hacer sin el celular...? Toda mi agenda personal en manos de un delincuente. ¿Cómo no le hice caso a mamá cuando me regaló la libretita índice? Me dijo que a ella no le iba eso de tener anotado todo en el teléfono, no porque le fueran a robar sino porque siempre era mejor el papel. "Irreemplazable", me dijo. ¡Si le hubiera hecho caso! La susodicha libretita estuvo dando vueltas por casa un tiempo, sin nada escrito. Después uno de mis hijos la tomó y empezó un glosario de Ciencias Naturales que le pidieron en la escuela: abiótico, biótico, hervíboro, etc. Un tiempo después, así, como de la nada comencé a anotar nombres de películas. Sí, las "recomendadas". ¿Qué? ¿Ustedes nunca escribieron una lista de películas? Yo sí, en la libretita...
ARCA RUSA, la primera, en la letra A, porque omito los artículos para anotarlas. ¿La vieron? ¡Qué buena! Una verdadera obra de arte...
ARARAT, la segunda. Ustedes dirán que alfabéticamente va primero ésta, pero no soy taaan meticulosa, me conforma que esté anotada en la A. No me ocupo de ordenarlas en cada letra. Eso podría hacerlo un día que esté aburrida en la computadora, por ejemplo. Pero no crean que, con ese registro, mi libretita de cine recomendado va a ir a parar a la basura. No, señor. Un día de estos, DIOS NO LO PERMITA, me roban la computadora y también pierdo esos datos. Porque una computadora sí pero ¿quién se robaría una libreta índice?... ¿Qué? ¿Que la puedo perder? No, no, no, eso no puede pasarme. Para que sepan está atada fuertemente con una cinta a la "bocha" de algarrobo del respaldo de mi cama, junto con la birome (invento argentino, dicen). Ahora que me acuerdo, hace rato que no veo la birome...¡Ah! ¡Otra vez los chicos!
En la B, debajo de "Biótico", escrito con la letra de mi hijo: BILLY ELIOT, excelente... didáctica... etcétera
En la C: CINCO DÍAS SIN NORA, debajo de "Carnívoro"...im-per-di-ble...¡Sí, la película!, no "carnívoro". Aunque hay una que se llama así, ¿no?... ¡CARNE!, ¡CARNE! se denomina la película. Yo no la tengo anotada pero si alguno la recomienda...
En la D: DARK WATER, inevitable quedar atrapada en su misteriosa trama y en ese "goteo" constante...
Bueno, podríamos pasear por todo el abecedario, visitando diferentes géneros y países pero eso no va a hacer que me olvide de lo que les estaba contando. ¡Mi celular! ¡Ah, celular! Te extraño, te evoco... te invoco...
Y pensar que yo fui la primera que puso el grito en el cielo cuando mi hija perdió el suyo. Que cómo pudo pasar, que por qué no se fija donde guarda las cosas, que no pierde la cabeza porque la tiene pegada y muchas más frases por el estilo.
Tengo la esperanza de que antes de que me vaya de acá comience a sonar "Perro negro" de Led Zeppelin... o "Todo mi amor", de la misma banda. Y que alguna de esas músicas me conduzcan a mi "querido". Una, si es una llamada; otra, si es mensajito de texto... Usted, señor, ¿qué música tiene cuando recibe una llamada...?

Estoy pensando que también podría sonar la alarma... a las 17: 45... con música de Carlos Núñez... para hacerme acordar que tengo... ¡el celular cargando en el bañito de esta oficina y que terminó mi jornada laboral!. ¡Qué cabeza la mía! ¿Cómo pude olvidarme? Y eso que hace apenas diez horas que estoy trabajando...

2 comentarios:

  1. ¡Excelente relato! Muy bien escrito, envolvente. Y cuántos guiños a la cultura, a sus distintas manifestaciones: usos y costumbres cotidianos, frases comunes, el cine, la música, la oficina, la escuela. ¡Muy divertido! Y muy oportuna la etiqueta "Hagamos el humor".
    Abrazos risueños

    ResponderEliminar
  2. EXCELENTE CONSTRUCCION. ADEMAS, COMO DICE ANA, MUCHOS GUIÑOS, BIEN PENSADOS, UBICADOS...ME GUSTO Y LO RECOMENDE A OTROS QUE VIERON ROBADO SU CELU. ABRAZO.

    ResponderEliminar