<°> <°> <°> <°> <°> <°> <°>

...o këmamëll, voz mapuche: "corazón del árbol", el centro, el meollo...

jueves, 6 de octubre de 2011

Derecho a la tristeza.

Me va a gustar sonreir mañana,
recibir las flores,
compartir la dicha,
dar, de mi mano,
semillas a los pájaros.
Pero hoy defiendo
mi derecho a la tristeza.
Ella está aquí y no es
que tanto me agrade
pero ¿por qué echarla fuera?,
después de todo es
mi única compañía.

Sé que es más sana la risa,
la algarabía, el buen humor,
el canto alegre, el feliz aplauso...
Pero ¿quién hace mirar dentro de mí
si no es ella?
¿Quién, sino ella, lava mis ojos de impurezas,
este atardecer de limpieza general
del cielo?

Tristeza mía, no te instales
pero quédate esta noche.
Esperemos juntas los pájaros
que mañana amigarán.
No permitas que te arrojen,
yo te defiendo.
Defiendo mi derecho a ti,
tristeza.

1 comentario:

  1. HERMOSO. PROFUNDO. PROVOCA ADHESION, NECESIDAD DE ACOMPAÑAR. ES SANO, CADA TANTO, LIBERAR DE IMPUREZAS LOS OJOS, EL CORAZON...SALUDOS COMPLICES, PATRI.

    ResponderEliminar