domingo, 26 de enero de 2014

Poema II

un soldadito arrodillado
con un arma en una mano
y una pala en la otra
un pedazo de tela negra
hecha jirones
una moneda de diez centavos
del año dos mil cinco
un avión pequeño
de plástico
con las alas destruidas
y sin cola
dos centímetros de cable
color blanco
un centímetro de cable
color celeste
un hueso caracú
un carozo de durazno
un trozo de azulejo
también blanco
el borde de un plato
de loza
una tuerca oxidada
pedacitos de bolsas
de residuos

elementos encontrados
mientras arreglo
el que ahora es mi jardín
a medida avanza la orquesta
de los domingos
y voy haciendo surcos
colocando gajos
sembrando
y preparando el suelo
para enterrar también
uno que otro
fragmento de mí

2 comentarios:

  1. PARALIZADO, EMOCIONADO, ACARICIADO, MOTIVADO...ASI ESTOY, ASI QUEDE DESPUES DE TANTO ARTE, BELLEZA, EMOCIONES Y CUALIDADES LITERARIAS QUE ME ENORGULLECEN...ABRAZO, AMIGA QUERIDA. GUS

    ResponderEliminar
  2. ¡Me encantó!
    Es tierno y emotivo, sencillo y al tiempo profundo. Revela un alma sensible.

    Una gran sonrisa.

    ResponderEliminar