<°> <°> <°> <°> <°> <°> <°>

...o këmamëll, voz mapuche: "corazón del árbol", el centro, el meollo...

lunes, 13 de abril de 2015



 De La Garganta Poderosa:

Ahora que tiembla la boca del tiempo, ahora que nos sentimos patas arriba, ahora que arde la memoria del fuego, ahora que suspenden el fútbol a sol y sombra, ahora que aprieta el libro de los abrazos, ahora que nosotros decimos no, ahora que se rompen todos los espejos, ahora que lloran los hijos de los días y ahora que sangran las venas abiertas de América Latina, no podemos decir nada, pero mucho menos “adiós”, porque cuando la garganta queda silenciada, es cuando más necesitamos escuchar esa voz… Y entonces antes de irse, ahora que llega la hora de despedirse, Eduardo Galeano vuelve a llenar nuestro silencio con palabras andantes que calman el dolor, desde este prologo que mandó para nuestro libro, manuscrito con letras de amor. Pues sí, pensábamos guardarlo hasta la presentación, para sentirlo en la gestación de nuestro grito más importante, pero hoy necesitamos compartirlo: hasta siempre, comandante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario