viernes, 27 de noviembre de 2015

Corriente de corrupción.





AGUA QUE FLUYE

El aula de segundo año se fue transformando de a poco en un lugar bastante ruidoso durante las cuatro horas semanales de Prácticas del Lenguaje. Algo así como un río torrentoso.
Los miércoles hay un poco más de tranquilidad (sólo un poco) porque arrancamos bien temprano, a las 7:30 y cuesta terminar de despertarse.
El ruido y el desorden se deben a que hay discusiones, producciones, lecturas apasionadas, juegos de palabras, chistes, comisiones o grupos que trabajan en diferentes actividades.

Lo que aparece en las fotos es una obrita~representación de 11 minutos en la Bienal "Arte y Naturaleza" del 23 de octubre en el colegio.
Antes que nada nos habíamos dedicado a leer a Henrik Ibsen en "Un enemigo del pueblo". (Noruega~1883). Después analizamos, comentamos, hicimos trabajos. Y así empezaron las investigaciones e intercambios de opiniones acerca del conflicto, de la vigencia del mismo, de la trama, etc. Bebimos de esa fuente literaria del teatro moderno para comenzar a hacer nuestras propias producciones.
Hay un montón de detalles que no cuento porque no caben en este relato, en primer lugar y en segundo, hay situaciones áulicas intraducibles por medio de palabras. Es mentira que está todo escrito en planificaciones y libros de temas.

Así fue naciendo "Corriente de corrupción".

El título se discutió y se volvió a discutir pero finalmente representa una de las tantas conclusiones de un trabajo relacionado con la contaminación del agua.
El aula, ese lugar ruidoso, se transformó en la escenografía de la obra: casa, hospital, plaza para asambleas; l@s estudiantes de 13 y 14 años en guionistas, actores, actrices, asistentes, vestuaristas.

L@s treinta jóvenes son río, agua que fluye, para denunciar lo que se hace y se deja de hacer con esa otra agua que pudo seguir corriendo fresca y pura también pero que ya no sirve para tomar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario