martes, 17 de noviembre de 2015

Tiempo de aguas.


Inquietante desde la apertura de sala.
Desde objetos, texturas, luz, partículas, olores. Movimiento a movimiento la obra de Patricia Zangaro percute, punza, pregunta y nos deja al descubierto frente a un túnel de espejos, en la interpretación de las dos únicas actrices en escena. Las mujeres resisten en el drama. Sólo pueden vencer los mandatos mirándose la una a la otra y cada una a sí misma.
El tiempo de aguas es la transición entre lo conocido y aquello por conocer;   
entre lo habitual y lo que empieza a ser extraño. 

  Es necesario un río que limpie, que se lleve lo viejo, que ahogue, mas no que genere el olvido, pues  las mujeres deberán indagar en los recovecos de la memoria para hacer el reconocimiento en conjunto. Construyen y aprenden mirándose en los espejos propios y en los de la otra. Hay lucha, resistencia, empoderamiento, obediencia, negación, rebelión; en la mujer mayor, que lee pero se 
niega a escribir y en la más joven, que ignora la técnica en tinta y papel aunque de ojos bien abiertos traza una historia, recrea e inventa a partir de su sed infinita. Las letras que se entrelazan en la tela no pueden ser borradas por el agua porque están bordadas con las hebras de la memoria. La muchacha pide salvarse sin saber que con ese requerimiento ambas llegarán a la orilla.

Tiempo de aguas pone palabras, intercala silencios y bate tambores desde lo más hondo de nosotras. En la dramaturgia, palabras, silencios y sonidos ancestrales fluyen como río en el valle. Poesía en estado puro sobre el escenario para dar a conocer la cosmovisión femenina.
Las mujeres de esta obra: actrices, autora, directora, asistentes técnicas, desenrollan el hilo, lo arrojan lejos y  lo vuelven a ovillar: buscan, llevan y traen historias que son las de  tantas otras mujeres.

 El hilo es siempre el mismo.

Patricia Morante.


Fotografías y comentario pertenecientes al reestreno de Tiempo de aguas de Patricia Zangaro el 15 de noviembre último en el Centro Cultural Justo Lynch de Wilde.

Actrices: María Ester Mazza y María Eugenia Trezza.
Dirección: Patricia Casalvieri.
Escenografía: Natalia Santini.

http://tiempodeaguas.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario