<°> <°> <°> <°> <°> <°> <°>

...o këmamëll, voz mapuche: "corazón del árbol", el centro, el meollo...

miércoles, 24 de agosto de 2016

♫ El Corazón y el Sombrero ♫ Marta Gómez canta a Federico García Lorca.


◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

El poeta: FEDERICO GARCÍA LORCA.
Nacido en Fuente Vaqueros, Granada, 5 de junio de 1898.
Asesinado entre Víznar y Alfacar, Granada, 18 de agosto de 1936.

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►



◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

La cantautora: MARTA GÓMEZ
 Nacida en Girardot, Cundinamarca, Colombia, 11 de septiembre de 1978.

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►
 
http://www.claveauricular.com.ar/p/entrevistas.html

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

Tanto me gustó el trabajo de esta  maravillosa artista, Marta Gómez, que busqué las poesías del amado Federico a las cuales ella  musicalizó y las transcribí a modo de homenaje y de disfrute personal, por qué no decirlo. Agregué el título de la obra de Lorca a la que pertenece cada poema y el año de la primera publicación. En algunos casos, tratándose de poemas "sueltos" la fecha resulta incierta. Cabe aclarar que, de la cantante y compositora colombiana, es íntegra la última canción: "Granada"; y en "Tierra, tan solo" toma algunos versos de "Tierra y luna", del poeta, para recrear la idea y resumir en una composición extraordinaria tanto en la letra como en la música.

(FEDERICO, DEFENSOR DE LA LIBERTAD de Tolhuin.)

 ◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

Es Verdad. 

Federico García Lorca "Andaluzas", en "Canciones". 1927
Música (carnavalito) y voz: Marta Gómez

¡Ay, qué trabajo me cuesta

quererte como te quiero!

Por tu amor me duele el aire,

el corazón

y el sombrero.

¿Quién me compraría a mí,

este cintillo que tengo

y esta tristeza de hilo

blanco, para hacer pañuelos?

¡Ay, qué trabajo me cuesta

quererte como te quiero! 

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

 Cancioncilla del primer deseo


Federico García Lorca en "Canciones", 1927.

Música (vallenato) y voz: Marta Gómez



En la mañana verde,

quería ser corazón.

Corazón.

Y en la tarde madura

quería ser ruiseñor.

Ruiseñor.

¡Alma,

ponte color naranja!

¡Alma,

ponte color de amor!

En la mañana viva,

yo quería ser yo.

Corazón.

Y en la tarde caída

quería ser mi voz.

Ruiseñor. 

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

Canción de cuna a Mercedes, muerta. 

Federico García Lorca en Poemas sueltos.
 
Probablemente entre 1933 y 1935

Música (aguabajo) y voz: Marta Gómez
.


Ay, ya te vemos dormida.

Blanca princesa de nunca

¡Duerme por la noche oscura!

Tu barca es de madera por la orilla.

Blanca princesa de nunca.

¡Duerme por la noche oscura!

Cuerpo y tierra de nieve.

 (Cuerpo de tierra y nieve.)

Duerme por el alba, ¡duerme!

¡Duerme por la noche oscura!

¡Tu barca es bruma, sueño, por la orilla!

Blanca princesa de nunca

¡Duerme por la noche oscura!

Ay, ya te alejas dormida.

Blanca princesa de nunca

¡Duerme por la noche oscura! 

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

Gacela del amor desesperado. 


Federico García Lorca en "Diván del Tamarit". 1936

Música (cueca) y voz: Marta Gómez



La noche no quiere venir

para que tú no vengas,

ni yo pueda ir.

Pero yo iré,

aunque un sol de alacranes me coma la sien

Pero tú vendrás

con la lengua quemada por la lluvia de sal.

El día no quiere venir

para que tú no vengas,

ni yo pueda ir.

Pero yo iré,

entregando a los sapos mi mordido clavel

Pero tú vendrás

por las turbias cloacas de la oscuridad.

Ni la noche ni el día quieren venir

para que por ti muera

y tú mueras por mí. 


(Nota: Aparecen en cursiva-negrita los versos del autor que no fueron seleccionados para esta canción)


◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

Tierra, tan sólo. (Milonga). Marta Gómez, 2006. 


Tierra tan sólo tierra
para las heridas recientes

tierra tan sólo tierra

para el húmedo pensamiento

tierra, tan sólo tierra

para el que huye de la tierra

Tierra tan sólo tierra

tierra desnuda y alegre

tierra, tan sólo tierra

tierra que ya no se mueve

tierra, tan sólo tierra

de noches inmensas

No es la ceniza en vilo

de las cosas quemadas

lo que yo vengo buscando

es tierra

Viento en el olivar

viento en la sierra 

"Tierra y luna" Federico García Lorca en Poemas sueltos. 
Probablemente entre 1933 y 1935. (La canción anterior está inspirada en el siguiente poema)

Me quedo con el transparente hombrecillo
que come los huevos de la golondrina.
Me quedo con el niño desnudo
que pisotean los borrachos de Brooklyn,
con las criaturas mudas que pasan bajo los arcos.
Con el arroyo de venas ansioso de abrir sus manecitas.

Tierra tan sólo. Tierra.
Tierra para los manteles estremecidos,
para la pupila viciosa de nube,
para las heridas recientes y el húmedo pensamiento.
Tierra para todo lo que huye de la tierra.

No es la ceniza en vilo de las cosas quemadas,
ni los muertos que mueven sus lenguas bajo los árboles.
Es la tierra desnuda que bala por el cielo
y deja atrás los grupos ligeros de ballenas.

Es la tierra alegrísima, imperturbable nadadora.
la que yo encuentro en el niño y en las criaturas que pasan los arcos.
¡Viva la tierra de mi pulso y del baile de los helechos,
que deja a veces por el aire un duro perfil de Faraón!

Me quedo con la mujer fría
donde se queman los musgos inocentes,
me quedo con los borrachos de Brooklyn
que pisan al niño desnudo;
me quedo con los signos desgarrados
de la lenta comida de los osos.

Pero entonces baja la luna despeñada por las escaleras,
poniendo las ciudades de hule celeste y talco sensitivo,
llenando los pies de mármol la llanura sin recodos,
y olvidando, bajo las sillas, diminutas carcajadas de algodón.

¡Oh Diana, Diana, Diana vacía!
Convexa resonancia donde la abeja se vuelve loca.
Mi amor de paso, tránsito, larga muerte gustada,
nunca la piel ilesa de tu desnudo huido.

Es tierra, ¡Dios mío!, tierra, lo que vengo buscando.
Embozo de horizonte, latido y sepultura.
Es dolor que se acaba y amor que se consume,
torre de sangre abierta con las manos quemadas.

Pero la luna subía y bajaba las escaleras,
repartiendo lentejas desangradas en los ojos,
dando escobazos de plata a los niños de los muelles
y borrando mi apariencia por el término del aire.  

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

Casida de las palomas oscuras. 


A Claudio Guillén.

Federico García Lorca en "Diván del Tamarit". 1936
Música (festejo) y voz: Marta Gómez



Por las ramas del laurel

vi dos palomas oscuras.

La una era el sol,

la otra era la luna.

"Vecinitas", les dije,

"¿dónde está mi sepultura?"

"En mi cola", dijo el sol.

"En mi garganta", la luna.

Yo que estaba caminando

con la tierra por la cintura

vi dos águilas de nieve

y una muchacha desnuda.

La una era la otra

y la muchacha ninguna.

"Aguilitas", les dije,

"¿dónde está mi sepultura?"

"En mi cola", dijo el sol.

"En mi garganta", la luna.

Por las ramas del laurel

vi dos palomas desnudas.

La una era la otra

y las dos eran ninguna. 

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

Murió al amanecer. 


Federico García Lorca."Canciones de luna"en "Canciones". 1927
Música (zamba) y voz: Marta Gómez



Noche de cuatro lunas

y un solo árbol,

con una sola sombra

y un solo pájaro.

Busco en mi carne

las huellas de tus labios.

El manantial besa al viento

sin tocarlo.

Llevo el No que me diste,

en la palma de mi mano,

como un limón de cera

casi blanco.

Noche de cuatro lunas

y un solo árbol,

En la punta de una aguja,

Está mi amor ¡girando! 

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

La soleá. 


Federico García Lorca en "Poema del cante jondo". 1921.

Música (aire flamenco) y voz: Marta Gómez.



Vestida con mantos negros

piensa que el mundo es chiquito

y el corazón es inmenso.

Vestida con mantos negros.

Piensa que el suspiro tierno

y el grito, desaparecen

en la corriente del viento.

Vestida con mantos negros.

Se dejó el balcón abierto

y el alba por el balcón

desembocó todo el cielo.

Vestida con mantos negros. 

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

Y después. 

Federico García Lorca en "Poema del cante jondo". 1927

Música (balada) y voz: Marta Gómez



Los laberintos

que crea el tiempo

se desvanecen.

(Sólo queda

el desierto.)

El corazón,

fuente del deseo,

se desvanece.

(Sólo queda

el desierto.)

La ilusión de la aurora

y los besos,

se desvanecen.

(Sólo queda

el desierto.

Un ondulado

desierto.) 

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

Arbolé, arbolé.  

Federico García Lorca. "Andaluzas"en "Canciones". 1927
Música (puya) y voz: Marta Gómez


Arbolé arbolé
seco y verdé.

La niña del bello rostro

está cogiendo aceituna.

El viento, galán de torres,

la prende por la cintura.

Pasaron cuatro jinetes,

sobre jacas andaluzas

con trajes de azul y verde,

con largas capas oscuras.

"Vente a Córdoba, muchacha."

La niña no los escucha.

Pasaron tres torerillos

delgaditos de cintura,

con trajes color naranja

y espadas de plata antigua.

"Vente a Sevilla, muchacha."

La niña no los escucha.

Cuando la tarde se puso

morada, con luz difusa,

pasó un joven que llevaba

rosas y mirtos de luna.

"Vente a Granada, muchacha."

Y la niña no lo escucha.

La niña del bello rostro

sigue cogiendo aceituna,

con el brazo gris del viento

ceñido por la cintura. 

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

Por tu amor me duele el aire. 



Federico García Lorca. "Andaluzas" en "Canciones". 1927(primera parte)

Letra
(segunda parte) Federico García Lorca, Adelina de paseo
Música: Marta Gómez. Voces: Marta Gómez- Javier Ruibal.



¡Ay, qué trabajo

me cuesta quererte como te quiero!

Por tu amor me duele el aire,

el corazón

y el sombrero.

¿Quién me compraría a mí

este cintillo que tengo

y esta tristeza de hilo

blanco, para hacer pañuelos?

La mar no tiene naranjas

ni Sevilla tiene amor.

Morena, qué luz de fuego.

Préstame tu quitasol.

Me pondrá la cara verde,

zumo de lima y limón

tus palabras, pececillos,

nadarán alrededor. 

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►


Canción de la muerte pequeña. 

Federico García Lorca en Poemas sueltos, 1933.

Música (cueca) y voz: Marta Gómez



Prado mortal de lunas

y sangre bajo tierra.

Prado de sangre vieja.

Luz de ayer y mañana.

Cielo mortal de hierba.

Luz de noche de arena.

Me encontré con la Muerte.
Prado mortal de tierra.
Una muerte pequeña,
una muerte pequeña.

Una muerte y yo un hombre.

Un hombre solo, y ella

una muerte pequeña.

Un hombre, ¿y qué? Lo dicho.

Un hombre solo y ella.

Prado, amor, luz y arena. 

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►


Canción del naranjo seco. 

A Carmen Morales

Federico García Lorca. "Amor" en "Canciones" 1927
Música (zamba) y voz: Marta Gómez



Leñador

Córtame la sombra, (leñador)

Líbrame del suplicio

de verme sin toronjas, (leñador)

¿Por qué nací entre espejos?

El día me da vueltas.

Y la noche me copia

en todas sus estrellas.

Quiero vivir sin verme, (leñador,

quiero vivir.)

Y hormigas y vilanos,

soñaré que son mis hojas,

(mis hojas) y mis pájaros.



Leñador

Córtame la sombra, (leñador

leñador.)

Líbrame del suplicio

de verme sin toronjas. 

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

Granada. (aire flamenco) 
Letra, música y voz: Marta Gómez


Deja que te cuente a lo que huele mi ciudad en primavera

Sus dos ríos y su voz

Deja de escuchar tanto tus pasos

Para entonces entender a las seis cuerdas y a un tambor

Y al ritmo del agua santa
Agua que riega y canta
Agua que gime y sufre
Agua viva

Déjame contarte a lo que sabe este lugar en el otoño

A hierbabuena y alfajor

Pero en el otoño de los valles

El agua que ya no canta

Es tan solo un sordo rumor

Y el aire que amansa el agua
Agua que riega y canta
Agua que gime y sufre
Agua viva


Agua que se une al que la bebe

Agua que se une al que la oye

Agua que se une al que desea morir en ella.

◄ ► ◄► ◄► ◄► ◄► ◄►

3 comentarios:

  1. Es un trabajo maravilloso. ¡Gracias, poeta mía! Bendita sea tu sensibilidad que tiembla ante tanta belleza.

    ResponderEliminar
  2. Qué aporte, Patri...FELICITACIONES, POETA Y DOCENTE...

    ResponderEliminar