lunes, 16 de enero de 2017

El Anti - Rally Dakar. Bs. As.



Nota del evento en El Residente en el enlace.



Intercambio de miradas. (Click para otro relato y más info.)
14 de enero de 2017 en Bs As, Av del Libertador al 1800, en plena calle, éramos unas doce personas antiDakar. Nos faltó ruido, sí, pero el quilombo visual lo hicimos igual porque no pasamos inadvertidxs. La gente nos miraba con pena, con desprecio, con risa y también con admiración. Uno me dijo: "La verdad, es admirable lo que están haciendo, porque acá TODOS estamos a favor del Dakar, menos ustedes que son cuatro gatos locos".
Y bueno, estos cuatro gatos locos, en medio del relato estridente del locutor, a pesar de él (que se encargaba de decir reiteradamente que la tranmisión de esa "gran fiesta" salía por la TV Pública, de nombrar a cada uno de los héroes~pilotos del Dakar, con su lugar de origen y hasta con su apodo), íbamos haciendo el otro relato o el relato paralelo. Porque la gente se nos acercaba. Yo, por ejemplo hablé con tres españoles (entre ellos, un niño de 10 años aproximadamente, que me escuchó atentamente cuando, respondiendo a su pregunta, le expliqué por qué estábamos ahí); hablé con un peruano, dos chilenos, un paraguayo, un japonés, dos argentinos y dos argentinas.
Repartimos material impreso: una síntesis acerca de todas las formas de destrucción del Dakar y un comunicado conjunto de AAPRA, Asociación de Arqueólogos Profesionales de la República Argentina, ante la vulneración de nuestra herencia cultural tras el paso del rally Dakar.
Algunxs venían a preguntar increpando, molestxs, como diciendo: -¿qué hacen acá? Todxs estamos a favor del Dakar y siempre tiene que haber alguien en contra, dando la nota, alguien que interrumpa, aunque sea en el paisaje, el placer por semejante espectáculo.
Otrxs, a medida que atendíamos a sus interrogantes asentían con una sonrisa o un leve movimiento de cabeza.
Lxs menos, arremetían como para discutir y, después del intercambio, se iban conformes o, por lo menos, pensando.
Hubo quienes nos decían lo que teníamos que hacer o dónde teníamos que estar: "que por qué mejor no protestan por las veredas rotas o por todo lo que se robaron o por los soretes de perro, en vez de hacerlo por el Dakar que es un deporte divertido y no le hace mal a nadie". Etc, etc, etc.
Casi sin querer nos habíamos ubicado justo en una salida por la que se permitía el cruce de calle. Cuando la gente atravesaba ese pasaje, es decir, cuando la seguridad apartaba la valla, nos veía formando una barrera con los carteles.
De los que no se acercaban a los cuatro gatos locos hubo quienes miraban dos veces, quienes quedaban boquiabiertos, quienes no nos podían sacar la vista de encima y quienes tomaban rápidamente su celular para llevarse un recuerdo fotográfico.
Hubo quienes ni nos registraron y hubo (casi como anécdota lo digo) un huevo que, desde un balcón, reventó en la calle. Pero no nos hicimos cargo como destinatarixs.
Hoy reafirmo que:
-cuando hay un propósito el ruido hay que hacerlo, chiquito, de a poquito pero hacerlo. Incluso sin ruido. Incluso con una voz de locutor soba~dakar de fondo.
-aunque seamos pocxs, tenemos que seguir informando, tal vez en otra oportunidad seamos más y ésa sea una forma de multiplicar "conciencias".
Algunas palabras de despedida entre lxs antiDakar fueron: "Gracias", "Nos vemos" y "Ojalá no tengamos que volver el próximo año..."
FUERA DAKAR. DAKAR GO HOME. AnDÁKAgaR.


Protesta en Tucumán.
Campaña visual de Alisón, artista tucumana. Aquí toda su obra."DAKAR espectáculo de la destrucción"
NO AL DAKAR. Enlace a la página.

No hay comentarios:

Publicar un comentario