<°> <°> <°> <°> <°> <°> <°>

...o këmamëll, voz mapuche: "corazón del árbol", el centro, el meollo...
[Foto: Algarrobo en Raco, provincia de Tucumán]

lunes, 11 de septiembre de 2017

Aquí llueve.














Parece que toda la lluvia
del invierno se congregó hoy
sobre los techos.
Hay caracoles por todos lados,
subiendo y bajando por las hojas
en un festín incontrolable.
Yo me acuerdo de mi infancia
y tal vez de la tuya,
pero más de la mía
porque los caracoles
a mí me gustaban.
Vos, en cambio,
preferías estar adentro
los días así
y no perder el tiempo
en medio del barro
viendo el desliz de caparazones
y esa contracción de cuernitos
a los que yo les encontraba
guiños, magia y poder.
-Dejame de joder que me dan asco.
Y yo me pavoneaba
delante del televisor con cuatro o cinco
subiéndome por los brazos.
Ya.
Otra vez
volvieron esos años,
los tuyos y los míos,
los de estar sentada en la vereda
con el paraguas abierto,
los de los cortes de luz
y el olor a velas,
los de la locura
de esconder caracoles
bajo las plantas
antes de que la abuela
les interrumpa
su bacanal de hojas tiernas.
~
~
Poema, caracoles e infancia de
Patricia Morante


No hay comentarios:

Publicar un comentario